Si eres de los que todavía piensan que WhatsApp no es ideal para el servicio de atención a tus clientes y el camino perfecto para llegar a su mano, este no es tu post. Así que mejor que le des a este enlace o a este otro y leas sobre Instagram o sobre como puedes hacer para que tus vídeos funcionen 😉

En caso contrario, si piensas que WhatsApp es la leche (como Telegram), te invito a que te quedes, ya que te voy a explicar como funciona la versión Business de esta herramienta… ¿Empezamos? Para poder probar la versión para negocios, podéis descargarlo para Android desde aquí (para iPhone hay que esperar un poquito todavía). Una vez descargado, vamos a ver que novedades y beneficios nos va a traer para nuestro proyecto este WhatsApp Business.

IMPORTANTE: Si tienes un teléfono con dual SIM, te será ideal, en caso contrario necesitarás otro smartphone, ya que para usar esta aplicación necesitas dos líneas de móvil diferente (a no ser que utilices la misma para temas personales y de negocios, entonces adelante).

 

Una vez entremos y demos los primeros pasos, nos vamos a encontrar con… ¡Lo mismo! Como interfaz es idéntica al WhatsApp normal, pero una vez empezamos a mirar un poquito más allá, vamos a encontrar las diferencias entre uno y otro. Será cuando entremos en los “Ajustes de empresa” que encontraremos las diferencias principales.

Lo primero que encontraremos es la opción de poder editar nuestro perfil, desde donde podremos añadir toda la información de nuestra empresa y que les interese a nuestros clientes:

  • Nuestra dirección física (en caso de que tengamos una dirección donde nos puedan visitar nuestros clientes).
  • Incluso podremos ubicar en el mapa nuestra posición.
  • Añadir la actividad de la empresa (con diferentes opciones para seleccionar).
  • Una pequeña descripción de nuestro negocio, que nos irá genial para explicar el objetivo de nuestro negocio.
  • También podemos añadir nuestro horario comercial y las vías de contacto que tenemos para nuestros clientes (dirección de correo electrónico, nuestra web o nuestros perfiles en las redes sociales).
  • Todos estos datos que hemos añadido nos van a generar un hipervínculo que llevarán directamente a nuestros clientes una vez entren.

  • ¿Y QUÉ MÁS?

Pues además de poder configurar nuestro perfil, también vamos a encontrar otras opciones, como por ejemplo:

Mensajes de bienvenida

Podremos crear un mensaje personalizado que se enviará de manera automática cuando un cliente nos escriba por primera vez o cuando no hayamos tenido interacción con él durante más de 14 días y nos vuelva a escribir. El límite del mensaje es de 200 caracteres y podemos añadir emojis.

Mensajes de ausencia.

Otra opción que nos permite es crear mensajes automáticos de hasta 200 caracteres que se enviarán cuando nos envíen un mensaje y no estemos disponibles (recordad que hemos puesto un horario de nuestro negocio).

Respuestas rápidas.

Si tienes configurada la respuesta rápida en Facebook Messenger, sabrás de que te hablo. Esto son frases que se han grabado y que cuando alguien nos escriba un mensaje, éstas saltarán inmediatamente. Ejemplo: Añadir un “/gracias” para que responda automáticamente un “Gracias por su consulta”.

Estadísticas

Y como no, como toda buena app para negocios, necesitamos unas estadísticas (todavía son bastante básicas, pero mejorarán con el tiempo). De momento nos mostrarán el número de mensajes enviados, entregados, recibidos y leídos (por nosotros, por supuesto), pero seguramente en poco tiempo podremos ver datos de conversión o clics a los enlaces.

Y estas son las principales novedades que vamos a encontrar en WhatsApp Business. Como ya os he dicho, al ser la app muy nueva, aún está en fase de novedades, pero se puede convertir en una gran herramienta para nuestro proyecto (siempre que uses WhatsApp como servicio de atención al cliente, claro).

¿Lo pruebas y me cuentas?

Deja un comentario