¿Recuerdas aquellos vendedores de enciclopedias de los años 80/90? Sí, esos que llamaban en todos los pisos de tu edificio, yo vivía en uno de 14 plantas con dos pisos por planta, y que formulaban la maravillosa pregunta de: ¿tiene usted hijos en edad escolar? Señores por lo general, aunque también había alguna señora, que iban vestidos con el traje de la boda aquella que fueron de un sobrino en Palencia y que te sacaban aquel catálogo plastificado y con aquellas letras tan grandes. Eso era una técnica de venta en aquellos tiempos pero que en el mundo en línea no funciona y te voy a explicar porqué, con razones y todo, de que la puerta fría no, mejor puerta calentita.

Hablemos de Facebook, ¿cuándo lanzas una campaña de ADS intentas segmentar o lanzas tu publicidad a la “aventura”? Ese es el mayor error que podemos cometer, me ha pasado muchas veces, soltar a “lo desconocido” a nuestra campaña de ADS, ya que luego no funciona como esperamos, no conseguimos nuestros objetivos, nos enfadamos y acabamos diciendo “pues esto de Facebook ADS no sirve para nada”.

La segmentación es la clave

Poniendo como ejemplo a los señores con el traje de la boda de su sobrino de Palencia y trasladándolo a la publicidad que se hace en ADS, pensad la de veces que vamos a puerta fría. Ahora imaginad que una de las herramientas que nos da Facebook (¿recordáis lo que os explicaba el otro día de lo que nos llega a conocer Facebook?), es el poder segmentar hasta el mínimo detalle a la gente a la que nos queremos dirigir.

Atad cabos y alucinad 😉

La segmentación a la hora de realizar nuestras campañas de publicidad debe ser muy estudiada y llevada hasta el último punto. No nos puede servir, ya que no nos ayudará, quedarnos en la entrada cuando dentro hay mil cosas más. Para que os hagáis una idea, no es lo mismo segmentar con un simple “marketing online”, que por un conocimiento de lo que le gusta a los que siguen el “marketing online”, ¿no os parece?

Metodología y herramientas

Sin orden no hay concierto (no se si tiene mucho sentido esta frase, pero es que no se me ocurría otra mejor). Lo que quiero decir es que si no tienes un orden a la hora de crear tu campaña de publicidad y muy claros los términos, la cosa no va a funcionar y vas a lanzar, como te comenté antes, a “lo desconocido” a tu campaña de ADS.

Hay una serie de herramientas que se te tienen que convertir en tus imprescindibles a la hora de crear una campaña de publicidad, estas son:

Las estadísticas de audiencia que puedes encontrar en Business Manager (la semana que viene te explico que es y como funciona, pero que te vaya sonando).

San Google, patrón de las búsquedas.

La lista de preguntas infalibles.

La lista de preguntas para segmentar

De las 3 herramientas que te he dicho, me voy a quedar en la tercera, la primera te la explicaré la semana que viene y la segunda ya sabes como funciona.

Tienes que tener una lista de preguntas que te van a ayudar a la hora de poder segmentar de manera mucho más precisa y que harán que consigas llegar a la gente que realmente puedes impactar con tu campaña y convertir en leads y, quien sabe, futuros clientes.

Y, como te dije en el título, aquí viene el regalo. Te invito a que te descargues un PDF con la lista de preguntas que yo utilizo a la hora de crear las campañas. Con ella es con la que estoy realizando las últimas campañas y van funcionando. De todas maneras estas son las mías, con eso quiero decirte que siempre puedes ampliar la lista con las que tu creas que necesitas para tu trabajo, pero como inicio estoy seguro que te servirán. ¿Las quieres? Pues dale al botón de aquí debajo.

 

Pues ahora ya sabes, si quieres ser de puerta calentita antes que de puerta fría, te invito a que pongas en práctica lo que te he explicado aquí y, por favor, que me expliques si te funciona, me encantaría saberlo.

Qué, ¿cómo lo has visto?