"El mejor lugar para esconder un cadáver
es la segunda página de resultados de Google".
(Anónimo)

¿Cómo descubrí el SEO?

En uno de mis múltiples viajes al Tíbet para conocer las técnicas milenarias de los monjes Shaolin, Pao Tai (el monje más viejo), me explicó un secreto que ahora os quiero
mostrar:

La técnica milenaria del SEO.

La técnica del SEO

Esta técnica milenaria se utilizan para que una página web, tu página web, aparezca en los primeros lugares de búsqueda y todo ello gracias a unas técnicas milenarias y altamente secretas. A través de unas palabras misteriosas (llamadas  keywords) y otras herramientas que no puedo desvelarte conseguirás posicionarte en Google.

El SEO existe y se trabaja así...

Se revisa el código fuente de la web:
metaetiquetas, imágenes, URLs, encabezados, enlaces…

Se comprueban los tiempos de carga de la web y se mejoran a través de ajustes en el servidor y una optimización de los contenidos.

Se repasan, modifican y generan todos los contenidos que tengan que ver con el proyecto para el SEO.

Especial énfasis en los enlaces entrantes, eliminando los que puedes ser maliciosos y que pueden hacer que nuestra web sea penalizada.

A través de las herramientas de Google Webmasters Tools, se solucionan los problemas que puedan aparecer.

En continua revisión para ir solucionando los problemas que puedan aparecer y adaptar la web continuamente.

¿Empezamos?

Dale al botón de aquí debajo, envíame un correo electrónico y descubre como pueden ayudarte estas técnicas ancestrales para posicionarte de manera orgánica en Google.

Esto es uno de los servicios que ofrezco para mejorar tu experiencia en el mundo online. Te dejo por aquí los Términos y Condiciones, el Aviso Legal y la Política de Privacidad, por si tienes alguna duda 🙂