Esto podría ser una llamada de desesperación del amigo Mark al ver como la gente se va marchando de la red social que con tanto cariño montó en el 2004, pero no lo es. También podría ser la frase que más de una vez deja caer mi amiga Azucena de Mamá Marketing cuando alguna de sus seguidoras comenta que nadie la ve en Facebook y que lo deja, esto si que ya va sonando más, ¿a qué sí? Lo que es, de eso estoy seguro, la frase que suelto yo cada vez que veo un comentario o una actualización por los perfiles personales de gente quejándose de que ya nadie los ve en Facebook. Así que te lo dejo bien claro, tienes que quedarte en Facebook y te voy a dar los motivos.

Antes de seguir con la charla, quiero dejarte una frase tras la cual es posible que me ames o me odies, pero bueno, creo que me voy a arriesgar y veremos que pasa…

“Deja de vender en los perfiles personales, tienes un alcance limitado y de tanto insistir los hemos quemado, yo el primero.”

Ahora tras esta sentencia lapidaria, tienes dos opciones: huir corriendo y poner el grito en el cielo o quedarte, seguir leyendo las razones que te doy y luego dejar en comentarios tu opinión, el tema esta servido.

Facebook es un clásico

Allá por febrero de 2004, Zuckerberg y unos cuantos colegas decidieron poner en marcha Facebook, desde entonces ha formado parte de nuestras vidas. La mayoría de nosotros llevamos entre 10 y 12 años utilizando, en mayor o menor medida, esta red social. Ahora te invito a que hagas un ejercicio de memoria y te contestes esta pregunta:

¿Cuántas cosas le has explicado a Facebook en todo este tiempo?

Ya te la contesto yo, si quieres. Decenas, centenas e incluso los que más la hemos utilizado miles. Durante todo este tiempo le hemos explicado lo que nos gusta, lo que no, lo que necesitamos, lo que deseamos, etc.

¿Es un clásico en nuestras vidas o no?

No me lo creo

¿No te lo crees? Fíjate un poquito en lo que aparece por tu muro y empieza a pensar en ello:

  • Nos recuerda, gracias y mil veces gracias de parte de los que tenemos mala memoria, los cumpleaños de nuestros contactos.
  • Nos muestra anuncios de manera “inexplicable” (este “inexplicable” ya te diré en otro post porqué no es así), de objetos y servicios que creemos que no necesitamos, pero que aparecen sin más y no nos deja de sorprender una y otra vez.
  • Nos permite estar al día de noticias, novedades, productos, proyectos, emprendimientos, etc.

En definitiva, conoce todos nuestros deseos, hasta los que pensábamos que habíamos olvidado.

Facebook sabe más de nosotros que nosotros mismos

¿A cuantas Fan Pages le has dado me gusta en todo este tiempo?¿Las recuerdas todas? Pues Facebook las recuerda y guarda esa información.

¿En cuantos grupos participas? Facebook los recuerda todos.

¿Cuáles son tus intereses? A Facebook no se le olvida.

Y así ad infinitum…

Una vez te he explicado esto, te vuelvo a hacer la pregunta, ¿te quieres ir de Facebook? Yo no me iría y si sigues atento a este blog te explicaré como poder sacar partido de todas estas razones que te he dado, pero eso será en próximas entradas.

Por cierto…

Deja un comentario